Con un fallo que va en contra de la tendencia hacia una mayor protección de los datos, la Corte Suprema de Chile ha determinado que una lista completa de dominios .cl debe ser entregado a quién la solicite.

El registry del .cl mandó una serie de emails masivos sobre la decisión, lo cual provocó una tormenta de reacciones en Twitter. Antes de llegar a la reacción, repasemos los hechos del caso:

El 3 de septiembre del 2018 una persona con nombre Claudio Higuera Palma le solicitó al registry del .cl (NIC CL) una lista de todos los dominios registrados a la fecha, juntos con sus respectivas fechas de vencimiento. No solicitó datos de contacto.

Cabe señalar que nunca antes habíamos escuchado hablar sobre el Sr. Higuera y que al buscarlo en LinkedIn, el único resultado es un hombre que trabaja en otro sector. Todavía se desconoce la identidad de esta persona y sus motivos.

NIC CL rechazó su petición, refiriéndose principalmente a que su cumplimiento le pondría una carga excesiva a su personal. Tras el rechazo, el Sr. Higuera puso un reclamo con el Consejo para la Transparencia, donde planteó la pregunta hipotética: ¿Si no cuentan con una lista ordenada de dominios, entonces cómo procesan los servicios para dominios existentes (en tiempo real)?

El Consejo para la Transparencia aceptó el caso y le pidió a NIC CL informar por escrito sus motivos de rechazo. La respuesta fue la siguiente, cada punto relacionado con una excepción aceptada a la Ley de Transparencia:

  • Cumplir con el requisito le obligaría a NIC CL asignar personal al trabajo de generar la lista, dejando abandonado algunos puestos claves. Esto provocaría una disminución importante en su nivel de servicio.
  • Ya existe un servicio Whois el cual satisface cualquier necesidad legítima de conseguir este tipo de información.
  • Aunque los datos solicitados por el Sr. Higuera son mantenidos por una entidad pública, en su esencia son datos privados de los usuarios

Cada argumento fue rechazado por el Consejo. Este rechazo conllevó la obligación de NIC CL de cumplir con la petición del Sr. Higuera. En vez de hacerlo, NIC CL pidió que la Corte de Apelaciones anulara el requerimiento y esa Corte acogió la solicitud. El Consejo entonces apeló a la Corte Suprema y el 25 de octubre ganó una decisión favorable, dejando sin efecto la decisión de la corte menor.

El 6 de noviembre, un abogado enterado de temas relacionados con los dominios .cl hizo su propia solicitud al Consejo de Transparencia de recibir la lista de dominios, así poniendo a prueba por primera vez el fallo de la Corte Suprema.

El 27 de noviembre NIC CL mandó su primer mail masivo, dando a conocer el fallo. Unos días después, mandaron otro mail para decir que el abogado señalado había solicitado el listado de dominios. Este segundo también pedía que el recipiente completara un formulario para indicar si estaba de acuerdo o no con la entrega.

Las respuestas en Twitter al primer mail lamentaron el fallo, pero luego del segundo mail de NIC, las publicaciones se tornaron más agresivas y dirigidas. Lamentablemente, el hecho que los mails fueran mandados uno tras otro llevó a la conclusión errónea que el abogado detrás de la solicitud del 6 de noviembre era el mismo que estaba impulsando la demanda original. Ese abogado llegó a ser el blanco de ataques verbales, tanto en Twitter como por el formulario en la página del NIC para registrar opiniones sobre la entrega.

Sumando a la confusión fue un tercer email donde NIC CL anunció que este abogado había desistido en su solicitud. Muchas personsas interpretaron que tras el desistimiento, el fallo de la Corte Suprema ya no tenía relevancia y que el tema estaba resuelto. En realidad, el mismo mail de NIC CL indicaba que probablemente habrían más solicitudes de esta índole en el futuro.

Esta es una historia en desarrollo, pero quisimos publicar esta información inicial para que los lectores estuviesen al tanto. Es probable que publiquemos un nuevo post al respecto una vez que se sepa si será o no entregada la lista de dominios al público en general.